Línea Directa: 414-777-5808 | TuVoz@telemundowi.com

Hombres realizan crímenes para pagar deuda a un cartel Mexicano

MILWAUKEE (Telemundo Wisconsin) – Se han revelado nuevos detalles sobre los tres hombres Latinos quienes son acusados de asesinar a un hombre del lado sur de Milwaukee el pasado 30 de octubre.

Marco Felipe, Rodolfo Pantojas-Juarez, e Ivan Santiago están también acusados de robo, secuestro y asesinato. Según la policía, realizaron los crímenes a causa de una deuda que tenían con un cartel mexicano.

La queja criminal de 20 páginas describe los violentos actos de los cuales los hombres son acusados de cometer y el tiempo que tenían los sospechosos para pagar la supuesta deuda.

Los sospechosos robaron, torturaron, y mataron a varias personas entre las fechas del 11 de octubre hasta el 2 de noviembre a causa de dinero que debían a un carel Mexicano, según la queja criminal.

De acuerdo con el reporte, 15 kilos de cocaína fue robado y tenían 2 meses y medio para pagar lo que debían.

Fue entonces que se les ocurrió un plan para robar a todos los grandes traficantes de drogas en Milwaukee o cualquier persona que al parecer tenía dinero, actos que condujeron a un encuentro desafortunado para Humberto Varela quien supuestamente murió a manos de los sospechosos.

“Mi hermano no merecía morir de esa manera por unos cuantos dólares”, dice Jair Varela, hermano de Humberto.

Humberto era dueño de Zizzi’s Pizza junto con su hermano Jair, donde además uno de los sospechosos trabajaba.

“Le echamos la mano a Pantojas y mira como nos pagó”, dice Jair.

Otros crímenes incluyen el secuestro de un hombre que fue amarrado en la cajuela de un automóvil, quien después le dijo a la policía que los sospechosos trataron de cortar su mano.

La policía dice que los sospechosos también balacearon a un hombre cuatro veces. Horas después, golpearon a otro hombre con un martillo, un bate de béisbol, y lo balacearon 10 veces, dijo la policía. 

“Que les caíga el paso de la ley”, dice Jair. “Tarde o temprano, todo en este mundo se paga”.

Investigadores dicen que usaron casquillos que encontraron en las diferentes escenas de los crímenes, junto con varios récords de números celulares para relacionarlos con la serie de delitos.

Los hombres enfrentan décadas en prisión si son condenados.

Oficiales dicen que la investigación continúa y podrían haber más arrestos.  

Comparte este artículo: