Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Absolución de Evelyn Hernández en El Salvador fue aclamada como un “momento histórico” por defensores de derechos humanos

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN) — El veredicto de absolución a favor de Evelyn Hernández, la joven sobreviviente de una violación que había sido acusada de inducir un aborto y previamente sentenciada a 30 años de prisión, fue calificado como un momento histórico por los grupos de derechos de las mujeres en todo el mundo.

Evelyn Hernández, de 21 años, fue encontrada inocente después de que el juez dijo que no había pruebas suficientes para condenarla, según el equipo de defensa de Hernández. La joven fue absuelta de todos los cargos por un juez de El Salvador el 19 de agosto al concluir un nuevo juicio.

En abril de 2016, Hernández fue encontrada en el piso de su baño empapada en sangre. Su madre y un vecino la llevaron a una sala de emergencias local en su ciudad natal de El Carmen, a unos 40 kilómetros al este de la capital.

Los médicos que la examinaron vieron signos de un parto pero no de un bebé y la denunciaron a las autoridades. Cuando las autoridades locales llegaron a su casa cinco horas después, encontraron al recién nacido muerto en un tanque séptico.

En 2017, Hernández fue condenada y sentenciada a 30 años de prisión por matar al niño. Los fiscales en ese momento afirmaron que ella había inducido un aborto y dio al bebé por muerto.

La decisión de este lunes fue aclamada como una victoria para los derechos humanos de las mujeres por muchas organizaciones internacionales. El caso de Hernández ha atraído la atención internacional sobre las leyes de aborto del país, algunas de las más estrictas del mundo.

La terminación del embarazo en El Salvador es ilegal bajo cualquier circunstancia, incluso cuando el embarazo representa un riesgo para la madre o en casos de violación.

Paula Avila Guillén, directora de Iniciativas de América Latina para el Centro de Igualdad de la Mujer, dijo que el veredicto es una victoria para Hernández y para las interpretaciones de las estrictas leyes de aborto de El Salvador. El grupo con sede en Nueva York había brindado apoyo legal y asistencia a Hernández durante todo el juicio.

“Parece que el sistema judicial está comenzando a entender que las muertes fetales no son delitos, son emergencias obstétricas”, dijo Guillén a CNN. “La gente en El Salvador ahora entiende que la ley, tal como está ahora, criminaliza a las mujeres en la pobreza”.

En un comunicado, Amnistía Internacional calificó la absolución de Hernández como una victoria para los derechos humanos y pidió al gobierno que ponga fin a “la práctica vergonzosa y discriminatoria de criminalizar a las mujeres de una vez por todas revocando de inmediato las draconianas leyes antiaborto del país”.

Dependiendo del cargo, las mujeres salvadoreñas sospechosas de tener un aborto o un aborto espontáneo inducido pueden enfrentar cargos graves, incluido un homicidio agravado, con sentencias de dos a 50 años de prisión, según Amnistía Internacional.

La mayoría de las mujeres que han enfrentado cargos criminales por abortos en El Salvador provienen de entornos rurales pobres, y muchas sufrieron abortos espontáneos o tuvieron complicaciones obstétricas porque no pudieron realizarse controles regulares debido a la falta de recursos.

Elizabeth Deras, una de las abogadas de Hernández, le dijo a CNN la semana pasada que el equipo de defensa se sentía optimista porque los testigos de la acusación presentaron evidencia que sugería que el bebé murió por complicaciones durante el parto, lo que podría haber liberado a Hernández de cualquier responsabilidad.

“El médico que realizó la autopsia al niño dijo que la causa de la muerte fue la neumonía por aspiración y que se descubrió meconio dentro del estómago del bebé”, dijo Deras a CNN.

Los fiscales habían pedido una sentencia más larga durante su nuevo juicio, incluso después de que sus testigos presentaron evidencia de muerte fetal.

Guillén dijo que espera que la Fiscalía apele la sentencia del lunes.

Tras cumplir 33 meses de prisión de su sentencia inicial de 30 años, Hernández fue liberada el pasado mes de febrero después de que su equipo legal presentara una apelación ante la Corte Suprema y solicitara su nuevo juicio. Al final del nuevo juicio el viernes en Ciudad Delgado, los fiscales pidieron a la corte que le impusiera una sentencia aún más larga, de 40 años.

Hernández siempre había dicho que era inocente, diciendo que ni siquiera sabía que estaba embarazada hasta el momento del parto. En declaraciones a los periodistas el mes pasado, dijo: “Si hubiera sabido que estaba embarazada, habría esperado al bebé con orgullo y alegría”.

Tanto Hernández como su equipo de defensa han dicho que su embarazo fue el resultado de una violación.

Después de que se emitió el veredicto el lunes, Hernández fue recibida por una multitud de simpatizantes que se habían reunido frente al juzgado de Ciudad Delgado.

“Gracias a Dios, se hizo justicia”, dijo Hernández a los periodistas tras el fallo.

“Les agradezco a todos los que me han apoyado y a todos los de todo el mundo que han mostrado su apoyo”.

“Fue difícil estar encerrado, especialmente cuando era inocente”, agregó Hernández. “Hay otras que aún están encerradas y espero que sean liberadas pronto”.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: