El Papa Francisco autoriza la bendición de parejas del mismo sexo

Guglielmo Mangiapane/Reuters

Por Christopher Lamb

(CNN) - El Papa Francisco permitió formalmente a los sacerdotes católicos romanos bendecir a parejas del mismo sexo el lunes, en un cambio significativo en el enfoque de la iglesia hacia las personas LGBTQ+.

Las bendiciones pueden llevarse a cabo siempre que no sean parte de rituales o liturgias regulares de la Iglesia, ni al mismo tiempo que una unión civil, según un documento del Vaticano aprobado por el Papa.

La última decisión da cuerpo a la apertura que el Papa hizo a la bendición de parejas del mismo sexo el pasado mes de octubre y marca un cambio respecto a una decisión de 2021 de la oficina doctrinal del Vaticano que prohibía cualquier bendición, diciendo que Dios "no puede bendecir el pecado".

Pero desde julio de 2023, el departamento de doctrina ha sido dirigido por el cardenal Víctor Manuel Fernández, un prelado argentino y aliado de Francisco, que ha golpeado un tono diferente a sus predecesores.

"Cuando las personas piden una bendición, no debe ponerse como condición previa para conferirla un exhaustivo análisis moral", afirma la declaración, de la que son autores el cardenal Fernández y otro funcionario. "La gracia de Dios actúa en la vida de quienes no pretenden ser justos, sino que se reconocen humildemente pecadores, como todos los demás".

El nuevo dictamen dice que abre "la posibilidad de bendiciones para parejas en situación irregular y para parejas del mismo sexo", aunque dice que deja las decisiones al "prudente y paternal discernimiento de los ministros ordenados."

James Martin, un sacerdote jesuita que atiende a católicos homosexuales y que ha sido apoyado por Francisco, describió el fallo como un "gran paso adelante en el ministerio de la Iglesia a las parejas del mismo sexo" y un cambio dramático de la postura del Vaticano de 2021.

"La nueva declaración abre la puerta a las bendiciones no litúrgicas para las parejas del mismo sexo, algo que había estado previamente fuera de los límites de todos los obispos, sacerdotes y diáconos", dijo a CNN. "Junto con muchos sacerdotes católicos, ahora estaré encantado de bendecir a mis amigos en matrimonios del mismo sexo".

Los intentos del Papa de cambiar el enfoque de la Iglesia hacia los católicos LGBTQ comenzaron en 2013, cuando, en respuesta a la pregunta de un reportero sobre el clero gay, dijo: "¿Quién soy yo para juzgar?".

Francisco ha manifestado su apoyo al reconocimiento civil de las parejas del mismo sexo, y ha tratado de alejar al Vaticano de parte del duro lenguaje que ha utilizado en el pasado sobre los homosexuales. Su apoyo al reconocimiento legal de las parejas homosexuales -a diferencia del matrimonio- ha llevado a la Iglesia en una dirección diferente a una sentencia del Vaticano de 2003, que decía que era "necesario oponerse al reconocimiento legal de las uniones homosexuales."

El Papa también ha ofrecido su apoyo a una monja de Estados Unidos, Jeanine Gramick, que ha atendido a católicos homosexuales durante años. Anteriormente había sido censurada por el Vaticano, pero recientemente se reunió con Francisco, quien la describió como una "mujer valiente."

La última sentencia del Vaticano dice que ofrecer bendiciones a parejas del mismo sexo o no casadas puede hacerse "sin validar oficialmente su estatus ni cambiar en modo alguno la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio". La enseñanza de la Iglesia católica es que las relaciones sexuales sólo deben tener lugar dentro del matrimonio, y la sentencia dice que la Iglesia no puede ofrecer una "bendición litúrgica" a parejas del mismo sexo o no casadas porque podría "ofrecer una forma de legitimidad moral a una unión que presume ser un matrimonio o a una práctica sexual extramatrimonial."

Pero la sentencia afirma que el significado de una bendición no puede reducirse "sólo a este punto de vista" y supondría que "un gesto pastoral tan querido y extendido quedaría sometido a demasiados requisitos morales previos que, bajo la pretensión de control, podrían ensombrecer la fuerza incondicional del amor de Dios".

El Papa, según la sentencia, ha insistido en que la Iglesia no puede convertirse simplemente en "jueces que sólo niegan, rechazan y excluyen", y necesita tener una comprensión más amplia de las bendiciones.

La apertura de Francisco hacia los católicos LGBTQ+ ha sido un elemento en la oposición que ha enfrentado por parte de una pequeña, pero ruidosa, minoría dentro de la iglesia. Es probable que su última medida sobre las bendiciones encuentre resistencia en estos sectores.

Este artículo se ha actualizado con más información.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc, una compañía de Warner Bros. Discovery. Todos los derechos reservados.


Comparte este artículo: