Ida inunda Luisiana y Mississippi como tormenta tropical

Greg Nazarko, gerente del bar Bourbon Bandstand en la calle Bourbon de Nueva Orleans, se apoya en un poste ante el club donde estuvo durante el paso del huracán Ida, que dejó la ciudad sin electricidad, el lunes 30 de agosto de 2021 en Nueva Orleans. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por REBECCA SANTANA, KEVIN McGILL y JANET McCONNAUGHEY

NUEVA ORLEANS (AP) — Utilizando cientos de botes y helicópteros, los socorristas en Luisiana trataban de llegar el lunes a las personas atrapadas por las inundaciones tras el impacto del furioso huracán Ida, que inundó la costa del estado y destrozó una gran franja de la red eléctrica de la entidad en pleno caluroso verano.

Uno de los huracanes más poderosos que ha azotado a Estados Unidos debilitó y se convirtió en tormenta tropical durante la noche a medida que avanzaba tierra adentro sobre Mississippi con lluvias torrenciales y vientos chillones, pero todavía es peligrosa.

Ida causó al menos una muerte —alguien golpeado por un árbol derribado a las afueras de Baton Rouge_, dejó muchas carreteras intransitables y el servicio de telefonía celular noqueado en algunos lugares.

El huracán “llegó e hizo todo lo que se anunciaba, desafortunadamente”, dijo el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards.

Toda Nueva Orleans perdió energía justo al atardecer del domingo cuando Ida llegó a la costa en el 16º aniversario del devastador huracán Katrina, lo que provocó una noche incómoda de lluvia y viento. El clima amainó poco antes del amanecer y la gente comenzó a caminar con cuidado por los vecindarios con linternas, esquivando postes de luz caídos, trozos de techos y ramas.

“Tuve una noche larga y miserable”, dijo Chris Atkins, que estaba en su casa de Nueva Orleans cuando escuchó un estruendo cuando el yeso de su sala de estar se cayó. Poco tiempo después, todo el lado de la sala cayó sobre la entrada de su vecino.

“Suerte que todo no cayó hacia adentro. Nos habría matado”, dijo.

Cuatro hospitales de Luisiana resultaron dañados y 39 instalaciones médicas estaban operando con un generador, dijo la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Más de un millón de clientes en Luisiana y Mississippi se quedaron sin electricidad, según PowerOutage.US, que monitorea los apagones en todo el país. Eso aumentó su vulnerabilidad a inundaciones y les dejó sin aire acondicionado ni refrigeradores en medio del calor abrasador del verano.

La compañía Entergy confirmó que la única electricidad en Nueva Orleans procedía de generadores, según un tuit de la Oficina de Seguridad Nacional y Preparación de Emergencias que citó un “catastrófico daño en la transmisión”. La ciudad depende de Entergy para el sistema eléctrico de emergencia de las bombas que devuelven el agua de las tormentas por encima de los diques de la ciudad. El sistema se ha mejorado mucho desde Katrina, pero Ida suponía el mayor reto desde ese desastre.

La tormenta tocó tierra el mismo día del año que el huracán Katrina, que arrasó Luisiana y Mississippi hace 16 años. Sus vientos de 230 kilómetros (150 millas) por hora igualaron la marca del quinto huracán más fuerte que jamás ha golpeado el territorio continental de Estados Unidos.

El lunes temprano, sus vientos eran de 72 km/h (45 mph) y los meteorólogos calculaban que se debilitará rápidamente mientras sigue causando lluvias en una amplia franja.

___

Emily Wagster Pettus en Jackson, Mississippi; Seth Borenstein en Kensington, Maryland; Michael Biesecker en Washington; y Sudhin Thanawala en Atlanta contribuyeron a este despacho.

Comparte este artículo:
 
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?