La familia de Gabby Petito pide 50 millones de dólares al departamento de policía de Utah por la inadecuada respuesta a los abusos de Brian Laundrie

Por Dakin Andone y Chuck Johnston, CNN

(CNN) - La familia de Gabby Petito ha presentado una demanda de 50 millones de dólares contra el Departamento de Policía de Moab, Utah, argumentando que la joven de 22 años podría no haber sido asesinada el año pasado por su prometido si los agentes hubieran reconocido que él era el "verdadero agresor principal" en una disputa doméstica unas dos semanas antes de su muerte.

Los padres de Petito solicitan 50 millones de dólares por daños y perjuicios, alegando que los agentes de Moab fueron negligentes al no investigar a Laundrie, de 23 años, y sus "afirmaciones evidentemente falsas", y que el departamento fue negligente al no formar a los agentes para investigar los incidentes de violencia doméstica, según su notificación de reclamación enviada al departamento el lunes, el primer paso para iniciar una demanda contra él.

Además, la familia de Petito afirma que su muerte fue causada por los actos ilícitos o la negligencia del departamento de policía y sus agentes.

Los agentes de Moab "no reconocieron el grave peligro en el que se encontraba (Petito) y no investigaron de forma completa y adecuada", dijo el lunes Brian Stewart, abogado de la familia, en una conferencia de prensa, refiriéndose al momento en que la policía de Moab detuvo a Petito y a Laundrie después de que un testigo dijera que los había visto involucrados en un incidente doméstico.

"No tenían el entrenamiento que necesitaban para reconocer los claros signos que eran evidentes esa mañana: que Gabby era una víctima y que necesitaba seriamente ayuda inmediata", dijo Stewart.

Un portavoz de la ciudad de Moab declinó hacer comentarios, diciendo: "La ciudad no comenta sobre litigios pendientes".

Petito, una aspirante a influencer de viajes, desapareció el verano pasado en un viaje por carretera a través del país con Laundrie. Al tiempo que se iniciaba una búsqueda por todo el país, la atención se centró también en Laundrie, que regresó a su casa en Florida y se desvaneció en una reserva natural.

Tras varios días de búsqueda de Laundrie, se encontró el cuerpo de Petito en el Bosque Nacional de Grand Teton, y el forense dictaminó que había muerto por estrangulamiento. El cuerpo de Laundrie se encontró a mediados de octubre en la reserva natural, junto con un cuaderno en el que se atribuía la responsabilidad de su muerte. Un médico forense determinó que murió de una herida de bala autoinfligida.

La notificación de la demanda contra la policía de Moab se produce meses después de que la madre y el padre de Petito, junto con sus respectivos cónyuges, demandaran a la familia de Laundrie, alegando que sus padres sabían que su hijo había matado a Petito y estaban al corriente del "paradero de su cuerpo".

La parada de tráfico ocurrió 2 semanas antes del asesinato

En el centro de la reclamación de la familia de Petito está la parada de tráfico del pasado agosto, que los agentes ejecutaron tras ser informados de que el testigo "había visto a Brian agredir a Gabby".

La policía detuvo su vehículo -una furgoneta Ford blanca- después de que superara el límite de velocidad, se saliera bruscamente de su carril y chocara contra un bordillo, según un informe policial.

Las imágenes grabadas por las cámaras corporales de la policía muestran a los agentes de Moab hablando con Petito y Laundrie, que admitieron haber tenido una pelea en la que Petito dijo que había golpeado primero a su prometido. Los agentes se dieron cuenta de que Petito tenía cortes en la cara y el brazo, y ella "demostró cómo Brian le había agarrado violentamente la cara durante su altercado", diciendo a la policía que Laundrie "se frustra mucho conmigo".

Pero Petito también "mostraba las características clásicas de una pareja maltratada", dice el aviso, asumiendo la culpa del incidente. Los agentes "no presionaron más", dice la nota.

Según la reclamación de la familia, una foto tomada en ese momento, que no se ha hecho pública, "muestra un primer plano de la cara de Gabby en el que se ve sangre manchada en la mejilla y el ojo izquierdo, lo que revela la naturaleza violenta del ataque de Brian".

Laundrie dijo a la policía que la pareja había estado sometida a un estrés creciente. Admitió haber empujado a Petito cuando ella intentó abofetearle y también haberle quitado el teléfono, alegando que no lo tenía y que tenía miedo de que ella le dejara. Sin embargo, más tarde en la entrevista, sacó su propio teléfono y dio a los agentes su número, dice la nota.

A pesar de los cortes y de las incoherencias de Laundrie, uno de los agentes dijo que Petito debía ser fichada en la cárcel ya que, según los estatutos de violencia doméstica de Utah, ella era considerada la principal agresora y Laundrie la víctima.

Tanto Petito como Laundrie se opusieron, y los agentes finalmente acordaron no presentar cargos contra Petito siempre que ella y Laundrie accedieran a pasar la noche separadas.

"Aproximadamente dos semanas después, Brian asesinó brutalmente a Gabby", dice la nota, "dejando su cuerpo en los bosques del Bosque Nacional Grand Teton".

Una revisión del manejo del incidente por parte del Departamento de Policía de Moab realizada por un investigador independiente -un capitán del departamento de policía de Price, Utah, a unos 115 kilómetros de distancia- recomendó que los dos oficiales que respondieron fueran puestos en libertad condicional, diciendo que cometieron "varios errores involuntarios", a saber, no citar a nadie por violencia doméstica, a pesar de que sólo parecía haber pruebas suficientes para acusar a Petito.

El informe de la investigación, publicado en enero, recomendaba nuevas políticas para el departamento, incluyendo formación adicional sobre violencia doméstica y formación jurídica para los agentes.

En ese momento, la ciudad no abordó ninguna posible medida disciplinaria para los dos agentes, pero dijo que "tiene la intención de aplicar las recomendaciones del informe" sobre nuevas políticas para el departamento de policía, incluida la formación adicional sobre violencia doméstica y la formación jurídica de los agentes.

"Sobre la base de las conclusiones del informe, la ciudad de Moab cree que nuestros agentes mostraron amabilidad, respeto y empatía en el manejo de este incidente", dice el comunicado de la ciudad.

Los padres y padrastros de Petito no hicieron comentarios sobre el litigio durante la conferencia de prensa virtual del lunes por indicación de sus abogados. Pero su madre reconoció que las imágenes del incidente de Moab fueron "muy dolorosas".

"Quería saltar a través de la pantalla, rescatarla", dijo Nicole Schmidt, animando a las víctimas de la violencia doméstica a pedir ayuda.

Preguntado por lo que la familia quiere que el público recuerde de la historia de Petito, su padre Joseph Petito, dijo que la gente debería aprender que siempre hay una salida.

"Su legado es ayudar a la gente que no ve una salida, y la hay", dijo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc, una compañía de WarnerMedia. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?