Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

La importancia de las personas asintomáticas en la expansión del coronavirus

Por Marysabel E. Huston-Crespo

(CNN Español) – Una de las particularidades del coronavirus es que una persona que está infectada puede no presentar síntoma alguno. A estas personas se le conocen como asintomáticos. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), del 20% al 50% de los infectados con el virus no presentan síntomas.

En este episodio, el doctor Elmer Huerta habla de las implicaciones que tiene este grupo en la lucha contra el covid-19.

Puedes escuchar este episodio en Spotify o tu plataforma de podcast predilecta o leer la transcripción a continuación.

Hola, soy el Dr. Elmer Huerta y esta es su dosis diaria de información sobre el nuevo coronavirus, información que esperamos sea de utilidad para cuidar de su salud y la de su familia.

Hoy veremos el caso de personas asintomáticas y cuál es su importancia en el control de covid-19.

Las enfermedades infecciosas -aquellas que son causadas por agentes patógenos como virus, bacterias, hongos o parásitos- tienen la que se llama una historia natural.

Esta se define como el curso que sigue la enfermedad desde que ingresa al organismo, los síntomas que causa, las complicaciones que puede producir y el pronóstico. Es decir, las posibilidades que tiene la persona de superar o de morir de la infección.

En ese sentido, la historia natural del covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, indica hasta ahora que al ingresar el virus por la nariz, empieza a replicarse y puede causar síntomas en del día 1 al 14. Eso se llama periodo de incubación. Lo más común es que los síntomas empiecen entre el quinto y sexto día después de la infección.

Como hemos escuchado en episodios anteriores, el 81% de las personas infectadas no desarrolla síntomas o los presenta muy levemente; el 14% los presenta más severos y el 5% tiende a complicarse. Estos últimos son los que llegan al hospital o peor aún, a la unidad de cuidados intensivos.

Dicho eso, es muy fácil reconocer a los pacientes que presentan síntomas, pues no solo es la propia persona quien se da cuenta, sino también su familia o quienes la rodean. Estos son los pacientes que llegan buscando ayuda a los consultorios médicos o las salas de emergencias.

¿Pero qué hay de los pacientes asintomáticos? Es decir, aquellos que no presentan síntomas ¿Cuántos son? ¿Cuánto contribuyen a la diseminación de la enfermedad? ¿Pueden contagiar? ¿Es posible descubrirlos? Y si esto es así, ¿cómo se hace?

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, del 20 al 50% de las personas infectadas con el virus es asintomático. Es decir no presentan síntomas. Sin duda, es un alto número.

El sarampión, por ejemplo, es una enfermedad que puede tener casos asintomáticos, pero no son numerosos, y cuando ocurre, la persona raramente contagia.

El hecho de que alguien esté infectada pero no presente síntomas origina serios problemas para el control del covid-19, al punto de que un editorial de la Revista Médica de Nueva Inglaterra del 24 de abril de 2020, describe a las personas asintomáticas como el talón de Aquiles en el control de la enfermedad.

Para empezar, el no tener síntomas no solo le da una falsa sensación de seguridad a la persona infectada, sino también a quienes están a su alrededor. Todos piensan que está sana.

Sabiendo que es muy difícil demostrar el contagio producido por una persona sintomática, algunos estudios han demostrado que durante la etapa presintomática -es decir antes de los síntomas- la persona puede contagiar porque ya tiene el virus en la nariz.

Por ejemplo, un estudio publicado en la Revista Médica de Nueva Inglaterra del 24 de abril de 2020, expone el caso de un grupo de residentes en un centro de especialidades de enfermería al que se le hizo la prueba. 56% de ellos dio positivo al virus inicialmente, pero no mostró síntomas en ese momento; los desarrolló después, en un promedio de cuatro días. Durante ese lapso, fueron capaces de contagiar a otros.

No teniendo síntomas, es muy difícil descubrir al asintomático. El modo en que se les ha encontrado -porque son muy numerosos- es a través de lo que se llama el estudio de los contactos de un enfermo.

Si a una persona enferma, que sale positiva a la prueba que descubre el virus, se le pregunta por sus contactos durante los últimos días, y se entrevista y se les hace la prueba a cada uno de ellos, se descubrirá con sorpresa que las personas asintomáticas pueden ser muchas.

Otro modo de descubrirlos es hacer las pruebas serológicas, aquellas que descubren los anticuerpos generados después de la infección.

El hecho fundamental que todos tenemos que entender, es que el uso de una mascarilla es esencial para impedir que una persona asintomática contagie.

Sabiendo que el virus se puede contagiar incluso por el aliento producido al hablar y si todos usáramos mascarillas cuando estamos rodeados de gente, la posibilidad de que podamos contagiar estando asintomáticos disminuye enormemente.

Del mismo modo, mantener una distancia mínima de dos metros con otras personas, va a impedir también que una persona asintomática pueda contagiarnos.

Envíeme sus preguntas por Twitter, intentaremos responderlas en nuestros próximos episodios. Puede encontrarme en @DrHuerta.

Si cree que este podcast es útil, ayude a otros a encontrarlo, calificándolo y revisándolo en su aplicación de podcast favorita. Volveremos mañana, así que asegúrese de suscribirse para obtener el último episodio en su cuenta.

Y para información actualizada, siempre puede dirigirse a CNNEspanol.com. Gracias por su atención.

Si tienes alguna pregunta puedes enviarla al doctor Elmer Huerta a través de Twitter. También puedes dirigirte a CNNE.com/coronaviruspodcast para todos los episodios de nuestro podcast “Coronavirus: Realidad vs. ficción”.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: