Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com

La nueva amenaza arancelaria de Trump podría hacer que los iPhones, juguetes y zapatos sean más caros

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Business) — iPhones, Muñecas LOL Surprise. Tenis Nike.

Todos estos productos podrían volverse más caros si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa con su amenaza de expandir los aranceles a las importaciones chinas para incluir 325.000 millones de dólares adicionales en bienes que quedaron fuera el año pasado.

El gobierno ya está avanzando con los planes para elevar los aranceles existentes a partir del viernes en componentes industriales y otros bienes, del 10% al 25%, una advertencia a Beijing en medio de negociaciones en curso para buscar un acuerdo comercial integral.

La mayoría de los productos electrónicos de consumo, juguetes y zapatos han estado hasta ahora protegidos, una medida estratégica que hizo que la guerra comercial fuera casi invisible para los compradores estadounidenses.

Pero Trump se está quedando sin bienes para imponer impuestos, y los aranceles ampliados con los que amenazó durante el fin de semana podrían resultar en un impuesto del 25% sobre casi todo lo que Estados Unidos importa de China.

Eso afectaría al 100% de los juguetes y equipos deportivos importados de China a Estados Unidos, así como al 93% del calzado y al 91% de los textiles y prendas de vestir, según un análisis del Instituto Peterson de Economía Internacional.

“Estos productos se dejaron de lado deliberadamente antes porque sería doloroso para nosotros”, dijo Phil Levy, miembro principal del Consejo de Asuntos Mundiales de Chicago que se desempeñó como economista principal de comercio bajo el gobierno del presidente George W. Bush.

La amenaza renovada ha preocupado a las compañías grandes y pequeñas de juguetes, por que tengan que subir los precios, algo que reduciría las ventas en la temporada de vacaciones.

Alrededor de las tres cuartas partes de los juguetes vendidos en Estados Unidos se fabrican en China, incluidas las muñecas LOL Surprise más vendidas, dijo el presidente de la Asociación de Juguetes, Stephen Pasierb.

“Estamos en un negocio de bajo margen, sensible al precio. Si el precio sube un 25% en un juguete de 10 dólares, la gente no los va a comprar”, dijo.

Una larga lista de productos electrónicos de consumo también podría terminar siendo golpeada por nuevas tarifas, incluidos teléfonos inteligentes, computadoras, televisores, rastreadores de ejercicios, auriculares inalámbricos Bluetooth e incluso drones, según Sage Chandler, vicepresidente de comercio internacional de la Asociación de Tecnología del Consumidor, un importante grupo comercial de la industria.

Apple, que ensambla sus iPhones en China, declinó hacer comentarios para esta historia. Pero la compañía inició una venta masiva en el mercado a principios de este año cuando advirtió a los inversionistas que la guerra comercial había disminuido la demanda de iPhones en China.

Moody’s Analytics predice que la subida de los aranceles y los nuevos aranceles reducirían el crecimiento del PIB en China en 1,2 puntos porcentuales. También predice una desaceleración del PIB de Estados Unidos y un aumento en la tasa de desempleo si se imponen ambos.

Trump ha afirmado repetidamente que China pagará los aranceles. Y mientras algunas compañías chinas pueden optar por pagar parte del costo para seguir siendo competitivas en el mercado estadounidense, varios trabajos de investigación recientes muestran que los consumidores y productores estadounidenses asumen la mayor parte de la carga.

La amenaza del presidente de imponer aranceles a más productos chinos no es nueva. Trump dijo que los impuestos adicionales estaban “listos para ser avisados con poca antelación” en septiembre pasado.

Los grupos industriales han estado tratando de persuadir al gobierno de Trump para que baje los aranceles durante meses.

La Asociación de Tecnología del Consumidor y sus miembros expresaron la semana pasada a la Casa Blanca y al Congreso su preocupación sobre la política comercial, cuando varios de los directores ejecutivos miembros del grupo visitaron Washington.

Aun así, muchos analistas siguen creyendo que las amenazas arancelarias del gobierno de Trump son más una táctica de negociación que una señal de ruptura.

“No creo que estemos en el punto en que la gente piense que las conversaciones están completamente muertas”, dijo Rob Atkinson, presidente de la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación. “La gente aún no lo cree. Son más de la opinión de que este es un método por el cual obligarías a los chinos a dar más de lo que han dado”.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: