Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Los microplásticos en el agua potable “no parecen representar un riesgo para la salud”, dice la OMS

Por olivertapia

(CNN) — Puede que estén en nuestros océanos, ríos y hielo, pero hay poca evidencia que sugiera que los microplásticos en el agua que bebemos representan un riesgo para nuestra salud.

En su primer análisis sobre los riesgos para la salud del plástico en el agua del grifo y embotellada, la Organización Mundial de la Salud dijo que los microplásticos “no parecen representar un riesgo para la salud en los niveles actuales”, pero ese hallazgo clave vino con una gran advertencia: el análisis indica que la información disponible era limitada y que se necesitaba más investigación sobre los microplásticos y cómo afectan la salud humana.

“Necesitamos urgentemente saber más sobre el impacto de los microplásticos en la salud porque están en todas partes, incluso en nuestra agua potable”, dijo la Dra. Maria Neira, directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS.

MIRA: Encuentran concentraciones “extremas” de microplásticos en el Océano Atlántico

La OMS dijo que no recomendaba el monitoreo de rutina de los microplásticos en el agua potable y que las preocupaciones sobre los microplásticos no deberían distraer a los proveedores y reguladores de agua de la eliminación de patógenos microbianos, como los que causan enfermedades diarreicas mortales.

No es un peligro, pero tampoco es necesariamente ‘inofensivo’

En su análisis, la OMS consideró tres peligros potenciales relacionados con los microplásticos: las partículas físicas, los productos químicos y los microorganismos que pueden unirse a los microplásticos.

Según la evidencia limitada disponible, los químicos y los patógenos microbianos son de una preocupación baja para la salud humana, según el informe. No es probable que los microplásticos de más de 150 micrómetros sean absorbidos por el cuerpo humano y se espera que la absorción de partículas más pequeñas sea limitada. Sin embargo, la absorción de partículas microplásticas muy pequeñas, incluido el rango de tamaño nano, puede ser mayor.

Agregó que no había información suficiente para sacar conclusiones sobre la toxicidad de las nanopartículas, pero no hay información confiable que sugiera que sea una preocupación.

“Hasta la fecha no hay datos disponibles que demuestren que los microplásticos representan un peligro para la salud humana, sin embargo, esto no significa necesariamente que sean inofensivos”, dijo Alice Horton, una científica antropógena de contaminantes en el Centro Nacional de Oceanografía.

“Por lo tanto, es esencial comprender cómo y dónde es más probable la exposición a microplásticos, y comprender los posibles riesgos para la salud como resultado de esta exposición”, dijo Horton, quien no participó en la investigación, al Centro de Medios de Cienciaen Londres.

El Dr. Andrew Mayes, profesor titular de química en la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña, dijo que el informe de la OMS probablemente sería un alivio para las personas que se han alarmado por los niveles de microplásticos en nuestro suministro de agua.

“El informe también hace hincapié en que, si bien los riesgos para la salud de los microplásticos a través de la ingestión en el agua pueden ser bajos, existe una necesidad continua de reducir las entradas de plástico al medio ambiente en la fuente, para evitar que el problema empeore”, dijo Mayes, quien no estuvo involucrado en la investigación.

“Esto puede llevarse a cabo a través de una mejor gestión de residuos e implementación de esquemas de incentivos y los gobiernos deberían priorizar tales acciones en la estrategia global para reducir los insumos plásticos en los océanos (el sumidero final para todos los residuos)”.

Otros peligros en el agua

La OMS no analizó otras formas en que podemos ingerir microplásticos, incluidos alimentos y el aire, pero dijo que un informe futuro evaluaría estos riesgos.

Un estudio reciente sugirió que estamos ingiriendo un promedio de cinco gramos de plástico por semana, el equivalente a una tarjeta de crédito.

“Es importante poner las preocupaciones sobre la exposición a los microplásticos del agua potable en contexto: estamos ampliamente expuestos a los microplásticos en nuestra vida diaria a través de una gran cantidad de fuentes, de las cuales el agua potable es solo una. En lugar de centrarnos en una ruta de exposición, se necesita una comprensión más amplia de las fuentes e interacciones más amplias de microplásticos en el medio ambiente “, dijo Horton.

Pequeñas partículas de plástico ingresan al agua potable de varias maneras, pero principalmente a través del escurrimiento superficial después de la lluvia o la nieve, las aguas residuales e industriales. Las botellas de plástico y las tapas que se usan también pueden ser fuentes de microplásticos en el agua potable, agrega el informe.

El informe dice que el tratamiento puede eliminar más del 90% de los microplásticos de las aguas residuales, y la mayor eliminación proviene del tratamiento terciario, como la filtración.

La OMS dijo que era importante abordar el problema de salud más importante del agua inadecuada o no tratada, con aproximadamente 2 mil millones de personas en todo el mundo bebiendo agua contaminada con heces. En 2016, 485.000 muertes relacionadas con la diarrea se atribuyeron al agua potable contaminada con microbios.

“Al abordar el mayor problema de la exposición al agua contaminada (fecalmente), las comunidades pueden abordar simultáneamente la menor preocupación relacionada con los microplásticos”, dijo la OMS.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: