Los republicanos del Senado aprueban los mapas de distritos del partido, los demócratas critican el plan por considerarlo una manipulación partidista

NOW: Los republicanos del Senado aprueban los mapas de distritos del partido, los demócratas critican el plan por considerarlo una manipulación partidista

NEXT:

MADISON, Wis. (TELEMUNDO WI) -- Después de horas de debate, los republicanos del Senado aprobó su propuesta de nuevos mapas de distrito que mantiene en gran medida las líneas actuales que benefician a su partido.

El Senado votó a lo largo de las líneas del partido, 21-12, en el plan de GOP que ahora se dirigirá a la Asamblea el jueves para su aprobación final. El gobernador Tony Evers se ha comprometido a vetar la propuesta una vez que llegue a su escritorio, una medida que, en última instancia, dejará que los tribunales decidan cómo se dibujan los límites en los próximos 10 años.

El trazado de nuevas líneas políticas, conocido como redistribución de distritos, se produce cada 10 años, ya que los estados están obligados a trazar nuevos distritos legislativos y del Congreso para reflejar el cambio de población del estado.

La propuesta de mapa avanzada en el Senado mantendría en gran medida las líneas actuales que benefician a los republicanos, que en su mayoría reflejan el mapa trazado en 2011 que los opositores califican como uno de los mapas más manipulados del país.

Durante el debate, el senador estatal Chris Larson (demócrata de Milwaukee) dijo que el mapa del GOP está amañado, argumentando que sigue dando a los republicanos una ventaja injusta en los escaños legislativos y del Congreso.

"Ahora vamos a amañarlo aún más para la próxima década, y significa que no tendremos la mejor representación", dijo Larson. "Está bastante claro que si siguen adelante con estos mapas no tienen ningún interés, ninguno, en asegurarse de que el público sea realmente escuchado".

Líder de la Mayoría del Senado Devin LeMahieu (R-Oostburg) defendió las líneas de los distritos, diciendo que son justos y siguen las directrices de redistribución.

LeMahieu propuso una enmienda para forzar una votación sobre los mapas creados por la Comisión de Mapas del Pueblo del Gobernador Tony Evers, una medida para ver cuál es la posición de los demócratas sobre el tema.

La senadora demócrata Lena Taylor (D-Milwaukee) se mostró muy contundente con todas las propuestas de mapas, que según ella no cumplen con los requisitos establecidos por la Ley de Derechos del Votante. Taylor dijo que la ley está destinada a garantizar que los votantes de las minorías tengan voz y voto en la elección de sus representantes.

"No apoyo ninguno de estos mapas", dijo Taylor. "La gente de color se ha aprovechado del empaquetamiento por parte de los republicanos y del agrietamiento por parte de los demócratas".

LeMahieu dijo que la oposición de Taylor es la prueba de que la propuesta de la Comisión de Mapas del Pueblo es "seriamente defectuosa".

"La verdad incómoda para los demócratas es que nuestros mapas legislativos son mejores que los mapas de la PMC en todos los criterios medibles", dijo LeMahieu. "Los Mapas del Pueblo están seriamente defectuosos".

El mapa creado por la comisión seguiría dando una ligera ventaja a los republicanos, pero los demócratas dicen que garantiza que las elecciones serán más competitivas. La mayoría de los demócratas apoya la propuesta de la comisión.

Los opositores se han manifestado abiertamente sobre la propuesta de los republicanos, calificándola como una toma de poder para mantener el control sobre el gobierno estatal. Una audiencia pública sobre los mapas del GOP atrajo a más de 100 personas que hablaron en oposición a la medida durante un período de 10 horas.

El Proyecto Gerrymandering de Princeton también dio a los mapas republicanos una calificación de "F" en cuanto a la equidad partidista y la competitividad.

"Los mapas propuestos por los republicanos son un ejemplo de la política en su peor momento. Wisconsin se merece algo mucho mejor que esto", dijo la senadora Melissa Agard (D-Madison).

Retraso en la votación:

Ambas propuestas de mapas afectarían a la votación de miles de personas cuando se trata de las carreras del Senado estatal.

Los planes reubicarían a los votantes en nuevos distritos. Eso significa que bajo los mapas republicanos, se retrasaría la votación para más de 138.000 personas hasta 2024 para participar en una elección del Senado estatal, según la Oficina de Referencia Legislativa no partidista.

Con los mapas elaborados por la comisión, unas 544.000 personas tendrían que esperar cuatro años para votar en unas elecciones al Senado.

Comparte este artículo:
 
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?