Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Primero en CNN: Kellyanne Conway describe presunta agresión en un restaurante por una mujer que niega la acusación

Por dzaratsian

Washington (CNN) — La consejera de la Casa Blanca para el presidente Donald Trump, Kellyanne Conway, dice que una mujer la agarró y agitó cuando estaba con su hija adolescente en un restaurante de Maryland en octubre del año pasado.

En una entrevista con CNN, Conway habló sobre el presunto asalto por primera vez públicamente. Relató cómo la mujer, identificada más tarde por las autoridades como una residente de Maryland de 63 años, se acercó a ella “gritando a todo pulmón” en Uncle Julio’s, un restaurante mexicano en el suburbio de Bethesda, mientras la hija de Conway miraba.

“Alguien me estaba agarrando por detrás, agarrándome de los brazos y sacudiéndome hasta tal punto que sentí que alguien me abrazaba”, dijo Conway en la entrevista para la próxima serie de CNN, “Badass Women of Washington”.

  • Mira: Los funcionarios del gobierno Trump que han sido rechazados en púbico

“Estaba fuera de control. Ni siquiera sé cómo explicártelo. Su cara era de terror y enojo. Estaba allí, y mi hija estaba allí. Debería pagar por eso dijo”, agregó.

Conway dijo que llamó al 911, aunque la mujer se había ido antes de que llegara la policía local. Después de una investigación, Mary Elizabeth Inabinett fue acusada en noviembre de agresión en segundo grado y conducta desordenada. Se ha programado un juicio para marzo en un tribunal estatal de Maryland.

El abogado de Inabinett, William Alden McDaniel Jr., refutó la historia de Conway y las acusaciones de agresión, y dijo que su cliente se declararía inocente ante el tribunal el mes próximo.

“La señora Inabinett vio a Kellyanne Conway, una figura pública, en un lugar público y ejerció su derecho de la Primera Enmienda de expresar sus opiniones personales. Ella no atacó a la señora Conway. Los hechos en el juicio demostrarán que esto es verdad y que el relato de la señora Conway es falso”, dijo McDaniel en un comunicado.

El presunto asalto, que se detalla en los documentos de acusación obtenidos por CNN, se produjo en los días posteriores a la audiencia de confirmación altamente polarizada para el ahora juez Brett Kavanaugh, quien finalmente fue aprobado por el Senado a pesar del testimonio de Christine Blasey Ford que dijo que había sido agredida sexualmente por Kavanaugh cuando los dos estaban en la escuela secundaria. Las supuestas acciones de Inabinett estaban relacionadas con la pelea de nominación de Kavanaugh.

Según la narración del documento de acusación, Conway dijo a la policía que la agresión duró unos segundos “pero la sospechosa siguió gritándole y le hizo gestos durante aproximadamente 8 o 10 minutos antes de ser sacada del restaurante”.

“La sospechosa gritaba ‘qué vergüenza’ y otros comentarios que se cree eran sobre las opiniones políticas de Conway”, escribió un cabo de la policía en un documento de acusación basado en una entrevista con el gerente del restaurante, quien dijo a la policía que Conway e Inabinett estaban separadas cuando la vio por primera vez durante el incidente.

La hija de Conway pudo tomar un video corto del encuentro, que luego la policía usó para hacer coincidir una foto de Inabinett que habían sacado de los registros estatales de vehículos después de obtener su nombre del recibo de un restaurante.

No está claro si el video muestra algún contacto físico entre Conway e Inabinett, que la ley del estado de Maryland no exige para un cargo de agresión.

Conway también identificó positivamente a Inabinett en una visita con la estación de policía de Bethesda en noviembre, según el documento.

Conway dijo que le había contado al presidente sobre el incidente “mucho después” de que hubiera sucedido.

“Lo que siempre dice, ‘¿Estás bien? ¿Estás bien? ¿Está bien tu hija? ¿Están bien las otras chicas?'”, dijo Conway al describir lo que el presidente le dijo.

Conway, una de las principales figuras en televisión de Trump, dijo que el episodio fue solo el último ejemplo de cómo los miembros de la administración Trump son hostigados por su trabajo para el presidente.

En junio, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, fue expulsada de un restaurante en Virginia por su propietario. Días antes, los manifestantes abuchearon y gritaron a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen mientras cenaba en un restaurante mexicano en Washington. Esos incidentes ocurrieron después de días de titulares sobre la política de inmigración del gobierno Trump que dio como resultado la separación de las familias en la frontera sur de Estados Unidos.

“La idea de que se nos debe tratar de manera diferente por cualquier cosa, por el lugar en el que trabajamos, qué creemos o qué intentamos hacer en nombre de esta gran nación, es una completa tontería”, dijo Conway.

Después del incidente de Sanders, Trump insultó al restaurante de Virginia por estar “sucio por fuera” y “sucio por dentro”.

En un tuit de Año Nuevo, Trump dijo que 2019 “será un año fantástico para quienes no padecen el síndrome de trastorno Trump”, y agregó: “cálmense y disfruten del viaje, grandes cosas están sucediendo en nuestro país”.

Trump demoniza rutinariamente a los oponentes y a la prensa, lo que según sus detractores ha provocado incidentes de acoso y violencia. Después de una persecución el año pasado, las autoridades arrestaron a un hombre de Florida acusado de enviar paquetes de bombas a prominentes demócratas, CNN y críticos de Trump, un acto que el Departamento de Justicia calificó de terror doméstico.

Presionado por el lenguaje del presidente que posiblemente alimenta los actos de acoso de la derecha, Conway defendió a su jefe y aludió al intenso enfoque en las palabras que salen de la Casa Blanca.

“Violaste mi reto, que era intentar formar una oración, un párrafo, sin mencionar a Donald Trump. Nadie parece capaz de hacerlo. Parece que es un impedimento fisiológico para el mundo”, dijo Conway.

“Lo que es necesario es que la gente entienda —en frente de todos, pero especialmente frente a niñas de 13 y 14 años— que necesitas controlar tu temperamento, contrólate. Necesitas superar la maldita elección de 2016 y hacer eso porque las posibilidades son, son grandes las posibilidades y creo que este hombre será reelecto”, dijo ella. “No quiero que se convierta en algo importante. Solo quiero que se convierta en un momento de enseñanza para todos de que esto tiene consecuencias”.

— Bridget Nolan de la CNN contribuyó a este informe.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: