Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com

Tim Cook dice que la Apple Card es algo revolucionario, pero los expertos no están tan seguros

Por dzaratsian

(CNN Business) — El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo el lunes que la nueva tarjeta de crédito de la compañía tecnológica será “el cambio más significativo en la experiencia del uso de una tarjeta de crédito en 50 años”. Pero no todos están convencidos de esto.

Según los analistas, la tarjeta, que empujará a los usuarios hacia Apple Pay, ofrece una serie de recompensas por gastos y las características de seguridad, que aunque loables, no son un gran cambio.

La primera tarjeta de crédito de Apple se estrenará hacia mitad de 2019 en sociedad con Mastercard y Goldman Sachs, el banco emisor. En particular, la tarjeta estará incorporada en la aplicación Apple Wallet de iPhone, y la tarjeta física de titanio es opcional. La tarjeta no tiene tasas de manejo anuales y cuenta con beneficios como el reembolso en efectivo todos los días y herramientas para realizar un seguimiento de sus gastos.

Todo esto se suma a una serie de mejoras progresivas al ecosistema en el que los clientes realizan pagos, monitorean el consumo y pagan sus facturas. Es probable que esto atraiga a los fanáticos de la marca, pero es demasiado pronto para decir si será suficiente para que Apple pueda avanzar en un campo ya muy competido.

“Es un mercado muy completo y saturado”, dijo Lisa Ellis, socia de MoffettNathanson y responsable de sus negocios de procesadores y servicios de Tecnología de la Información. “La pregunta es, ¿qué haría a la gente ir y solicitar una nueva tarjeta?”.

Apple Card fue parte de una serie de anuncios que la compañía hizo el lunes, cuando introdujo varios servicios basados en suscripciones para protegerse contra la disminución de las ventas de iPhone. Su expansión a los servicios financieros deja la puerta abierta para más lanzamientos de productos. También podría reforzar el uso de su billetera móvil y de Apple Pay.

Pero la respuesta de la industria fue decepcionante.

“Esta es una tarjeta clásica de marca compartida”, dijo Ellis.

Lo más importante es la integración de la tarjeta con el iPhone y las herramientas integradas para monitorear la salud financiera, dijeron los analistas.

Los clientes pueden solicitar una tarjeta Apple directamente en la aplicación Wallet. Pueden comenzar a usarla inmediatamente en caso de que sea aprobada. Y mientras que una serie de aplicaciones populares ya ayudan a las personas a clasificar sus gastos y administrar sus presupuestos, Apple podría obtener un impulso al proporcionar una experiencia de usuario más amigable.

“Si a los consumidores realmente les gusta eso, entonces podrían ver [el interés de] una franja más amplia de consumidores que aún no son usuarios fanáticos de Apple Pay”, dijo Ellis.

Lo que tiene menos posibilidades de atraer nuevos clientes es el esquema de recompensas.

Compañías como JPMorgan Chase y Citi han atraído en los últimos años nuevos clientes con lucrativos bonos de bienvenida y recompensas por gastar en comidas y viajes. Las ofertas de Apple son menos emocionantes: 3% de reembolso en efectivo en compras de Apple, 2% cuando se usa Apple Pay y 1% cuando se usa la tarjeta física.

La decisión de Apple de mantenerse al margen de las guerras de recompensa podría ser una decisión inteligente, ya que la superioridad es costosa para otras empresas, dijo Chris Kuiper, analista de CFRA Research que trabaja con compañías de tarjetas de crédito. Pero las recompensas son un algo estándar, y los beneficios de devolución de efectivo de Apple están “en el medio de eso”, dijo.

En materia de seguridad, Apple ofrece beneficios, aunque la tecnología subyacente no es nueva. Apple ya se basa en la autenticación de dos factores para Apple Pay, que ahora permite a los usuarios colocar otras tarjetas de crédito en su billetera digital. Debes iniciar sesión desde tu propio dispositivo y dar luz verde a una compra con la herramienta de identificación facial o una huella digital.

Apple dice que la tarjeta ofrece más privacidad que otras, ya que Apple no está rastreando las transacciones y porque Goldman Sachs acordó no vender o compartir datos de usuarios para marketing o anuncios.

La apuesta de Apple puede ser que la barrera de entrada sea lo suficientemente baja para que los clientes curiosos puedan probar la Apple Card. Incluso si no es su tarjeta de crédito principal, todavía podría ser una victoria, especialmente si significa que el uso de Apple Pay y Apple Wallet aumenta. (Apple cargará las recompensas en efectivo en la tarjeta Apple Cash de los clientes, lo que podría mantener a las personas en el sistema por más tiempo).

“Su base es lo suficientemente grande como para que sea significativa”, dijo Max Abramsky, analista asociado de CB Insights.

El éxito de Apple Card sería un desarrollo positivo para una compañía que está luchando con las ventas bajas de su dispositivo estrella.

Pero ¿es algo revolucionario? No exactamente.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: