Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Un escándalo político que rodea al primer ministro de Canadá; ¿se cae el mito Justin Trudeau?

Por dzaratsian

(CNN) — Un escándalo está girando alrededor del primer ministro de Canadá Justin Trudeau y su Partido Liberal. Esto podría amenazar el futuro político del líder del país y el gobierno del Partido Liberal, siete meses antes de las elecciones nacionales.

¿Qué pasó?

El diario The Globe and Mail informó el 7 de febrero que Jody Wilson-Raybould, exministra de justicia y fiscal general, había sido presionada para ayudar a una empresa de construcción con sede en Quebec a resolver un caso criminal y evitar un procesamiento por las acusaciones de sobornar a funcionarios en Libia para los contratos del gobierno.

Wilson-Raybould más tarde alegó en un testimonio ante la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes que enfrentó “amenazas ocultas” y una presión “sostenida” para ayudar a SNC-Lavalin, un importante empleador en Canadá, con sede en Montreal. Una condena evitaría que la empresa obtuviera contratos con el gobierno durante una década. Cuenta con 9.000 empleados en Canadá y miles más en todo el mundo.

Renuncias

Las acusaciones, negadas por Trudeau, provocaron indignación nacional y renuncias.

Wilson-Raybould renunció al gabinete. Ella había sido trasladada al Ministerio de Asuntos de Veteranos en enero en una reunión del gabinete y dimitió en febrero.

Gerald Butts, el principal asesor de Trudeau, también renunció en febrero, en medio de acusaciones de que él presionó a la exfiscal general. Butts negó las acusaciones y dijo que se alejó de la oficina porque “no puede ni debe quitarse un momento del trabajo vital que el primer ministro y su oficina están haciendo para todos los canadienses”.

Jane Philpott, quien había ocupado varias carteras en el gabinete de Trudeau antes de convertirse en presidente de la Junta del Tesoro, renunció el lunes y dijo que perdió confianza en el manejo de la investigación sobre las denuncias de presión por parte del gobierno.

Lo último

El miércoles, Butts compareció ante la Comisión de Justicia de la Cámara. Contradijo las afirmaciones de Wilson-Reybould y dijo que creía que ella veía el cambio del gabinete como una degradación por “su negativa a negociar un acuerdo extrajudicial con SNC”.

“Creo firmemente que no ocurrió nada inapropiado aquí y que se dijo que no ocurrió nada inapropiado hasta después de que el Gabinete cambiara”, declaró Butts.

Wilson-Raybould no abordó algunas de las reuniones y eventos a los que Butts se refirió en su testimonio, lo que obligó a algunos miembros de la Comisión de Justicia a pedirle que volviera a declarar.

Pero hubo oposición a esto en una reunión a puerta cerrada, según la legisladora conservadora Lisa Raitt, y los liberales en la comisión decidieron no buscar una moción para su regreso.

“Los canadienses van a estar muy enojados, para ser honestos”, dijo. “Los miembros liberales de la Comisión decidieron, bueno, ya hemos escuchado lo suficiente. No hay nada nuevo que ver aquí, nada nuevo puede salir de eso, y creo que eso es atroz”.

La imagen de Trudeau

Trudeau, hijo del ex primer ministro Pierre Trudeau, llegó al poder en noviembre de 2015 presentando una imagen fresca. Trudeau disputó el testimonio de Wilson-Raybould ante la Comisión de Justicia de la Cámara.

Pero debido a la controversia, su imagen como político limpio ha recibido un golpe.

Daniel Beland, director del Instituto McGill para el Estudio de Canadá, cita la postura de Philpott sobre la preocupación por la “independencia e integridad” del sistema de justicia. Es profesor de ciencias políticas en la Universidad de McGill.

“Está empezando a lastimar al primer ministro y a los liberales en las encuestas”, dijo, y los conservadores de la oposición tomaron una ligera ventaja en las elecciones siete meses antes de la elección.

Trudeau ha sido visto como una figura que haría la política de manera diferente, pero Beland dijo: “Escuchas en las redes sociales que es solo un político como cualquier otro”. La afirmación de presionar y la falta de sinceridad percibida de Trudeau sobre lo que sucedió “es muy perjudicial”, ya que el problema se centra en “tratar de socavar el estado de derecho”.

“No ha dicho mucho sobre esto”, dijo Beland. “La gente se ha quejado del hecho de que el primer ministro no explicó contundentemente la historia”.

Beland dijo que en los últimos días hay indicios de que Trudeau estaba escuchando las preocupaciones de los ciudadanos canadienses. Canceló eventos públicos para buscar consejo sobre el asunto, por ejemplo.

“Pero no va bien. No puedes cambiar el canal. Esta historia no va a desaparecer. La simpatía pública está del lado de Jody Wilson-Raybould”.

La renuncia de los dos miembros del Gabinete perjudica la visión de Trudeau de promover el feminismo y ayudar a los indígenas, dijo Beland. Wilson-Reybould es una mujer indígena y Philpott había sido ministra de Servicios Indígenas.

La controversia también acentúa la creencia de que Trudeau se preocupa más por Quebec, donde se encuentra SNC-Lavalin, que por otras regiones e industrias, como la industria petrolera en Occidente.

Hay un fuerte apoyo entre las personas en Quebec para apoyar a SNC-Lavalin debido a los trabajos que proporciona.

¿Qué sigue?

Beland dijo que esto podría socavar las perspectivas del Partido Liberal dentro de siete meses. Los conservadores están liderando ligeramente en las encuestas, pero los partidos han estado parejos.

“Todavía hay tiempo para que los liberales se pongan al día y se recuperen”, dijo. “No creo que estén acabados”.

El experto dijo que muchos se burlaron y criticaron el viaje de Trudeau a India el año pasado fue burlado y criticado, pero él y los liberales se recuperaron.

Los conservadores, liderados por Andrew Scheer, están esperando tras bambalinas. Scheer dijo que la renuncia de Philpott “demuestra claramente un gobierno en un caos total liderado por un primer ministro desacreditado”.

Beland dijo: “Tanto los conservadores como los liberales tienen la oportunidad de formar un gobierno. Probablemente sería una carrera cerrada”.

Canadá también podría enfrentar la perspectiva de un gobierno minoritario, donde ninguno de los partidos tiene mayoría. Ese sería un gobierno más débil. El Nuevo Partido Demócrata, un partido de izquierda, podría tener más influencia en ese arreglo.

Si esto continúa, podría empañar a Trudeau y también a la imagen de Canadá como una democracia limpia y humana. China, que ya está en desacuerdo con Canadá por el arresto de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, ahora está acusando a Canadá de no respetar el estado de derecho.

“El estado de derecho es un tema muy importante”, dijo Beland.

“La independencia de la justicia es muy importante en los Estados Unidos, plantea cuestiones importantes sobre la independencia del poder judicial y la democracia”.

— Euan Mckirdy de CNN contribuyó a este informe.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: