Una joven de 17 años que sobrevivió a un ataque de tiburón describe su batalla con la bestia

Publicado originalmente: 04 JUL 22 10:22 ETPor Eric Levenson, Melissa Alonso y Carmen Conte Widman, CNN

(CNN) - Addison Bethea estaba cazando vieiras en las aguas de Keaton Beach, Florida, el jueves cuando un tiburón se aferró a su carne.

"No sabía exactamente qué hacer, pero sabía que con los tiburones se supone que hay que darles un puñetazo en la nariz para quitárselos de encima, y no pude llegar a darle un puñetazo en la nariz", dijo la joven de 17 años a la CNN. "Así que empecé a golpearlo en la cara y luego le clavé los ojos e intenté quitármelo de encima con los dedos, y entonces me mordió la mano".

Gritó pidiendo ayuda, y su hermano Rhett Willingham, bombero/EMT, acudió a la llamada.

"La oí hacer un ruido, casi como si algo la hubiera asustado", dijo. "Me senté y miré y no la vi. Entonces ella salió del agua y vi el tiburón y la sangre y todo eso, entonces nadé hacia allí y lo saqué (al tiburón)".

Después de luchar contra el tiburón, Willingham metió a su hermana en otra embarcación, le aplicó un torniquete en la pierna para frenar la pérdida de sangre y la llevó de vuelta a tierra lo más rápido posible, dijo.

Los hermanos explicaron los angustiosos momentos en una entrevista con la CNN el lunes desde una cama del Tallahassee Memorial Hospital, donde Addison estaba siendo tratada por sus heridas.

La oficina del sheriff del condado de Taylor confirmó en un comunicado en las redes sociales que un menor "había sufrido una mordedura de tiburón mientras pescaba cerca de Grassy Island en aguas de aproximadamente 1,5 metros de profundidad." La oficina dijo que el tiburón medía unos 9 pies de largo.

La mordedura dejó "daños devastadores en el tejido blando de su pierna derecha", según un comunicado del Tallahassee Memorial HealthCare (TMH). "El equipo de traumatología del TMH la estabilizó y el cirujano de traumatología realizó una cirugía de urgencia con el objetivo de restablecer el flujo sanguíneo en su pierna", dijeron el viernes los responsables del hospital.

Las lesiones parecían no haber hecho mella en el ánimo de Addison. Rodeada de tiburones de peluche en su cama del hospital, la adolescente parecía optimista, incluso cuando dijo que está previsto que le amputen la pierna por encima de la rodilla el martes.

"Al final va a ser mucho más fácil", dijo. "Estoy emocionada por ello, para ser sincera. Estoy cansada de estar sentada en la cama todo el tiempo".

"Todos los que me conocen saben que me tomo todo con humor, así que, sí, me gustan los tiburones disecados", dijo. "Creo que es divertido. Sólo hago que la situación sea ligera".

En un post de Facebook, su padre dijo que ella había estado de buen humor y estaba "haciendo bromas sobre la paliza al tiburón".

"Lo primero que pidió fue un Wendy's frosty", dijo. "Ha pasado por más de lo que podría imaginar, pero está siendo una soldado. Por favor, recen por ella y por la dificultad de sus días venideros. No está fuera de peligro ni mucho menos, pero está viva y eso es lo más importante para nosotros."

Willingham dijo a CNN que la experiencia "definitivamente no es algo que esperaba ver, pero verla ahora, y lo positiva que es, es bueno verlo".

En cuanto a sus planes de futuro, Addison no se inmutó: piensa volver al agua una vez que se haya recuperado.

"Quiero decir que un tiburón siempre ha estado ahí, sólo que me atacó ese día", dijo. "He vivido 17 años sin un ataque de tiburón. Me parece bien volver".

The-CNN-Wire

™ & © 2022 Cable News Network, Inc, una compañía de WarnerMedia. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?